¿Qué es la fuerza?

La fuerza es la habilidad para generar tensión bajo determinadas condiciones definidas por la posición del cuerpo, el movimiento en el que se aplica la fuerza y tipo de activación o contracción (concéntrica, excéntrica o isométrica) y la velocidad de movimiento (Harman, 1993).

En el deporte no solo interesa la fuerza aplicada en relación con la velocidad del movimiento, sino que también es importante considerar la fuerza que se puede manifestar en un tiempo dado, sobre todo en periodos de tiempo muy reducidos (100-200 ms). Ante esta realizada, la fuerza también se puede definir como la máxima tensión manifestada por el músculo en un tiempo determinado. (Badillo & Ayestaran, 2002).

Tipos de contracciones musculares 

La fuerza estática es aquella que se produce como resultado de una contracción isométrica, en la cual, se genera un aumento de tensión de los elementos contráctiles sin detectarse cambio de longitud en la estructura muscular (Kirsch, 1993).

Es decir, se produce una tensión estática en la que no existe trabajo físico, ya que el producto de la fuerza por la distancia recorrida es nulo. En este caso, la resistencia externa y la fuerza interna producida poseen la misma magnitud, siendo el resultante de ambas fuerzas en oposición igual a cero. Esta manifestación de la fuerza requiere un cuidado extremo en su práctica dadas las repercusiones cardiovasculares que conllevan los esfuerzos máximos, (Macchi,1993).

La fuerza dinámica es aquella que se produce como resultado de una contracción isótonica, en la cual, se genera un aumento de la tensión en los elementos contráctiles y un cambio de longitud en la estructura muscular, (Weineck, 1998), que puede ser en acortamiento dando como resultado la fuerza concéntrica, en la cual, la fuerza muscular supera a la resistencia a vencer, o tensión en alargamiento de las fibras musculares que supondría la fuerza excéntrica donde la fuerza externa a vencer es superior a la tensión interna generada, (Rodríguez García, 2007).

En la mayoría de las contracciones musculares realizadas se produce un cambio de tensión y longitud del músculo, conjuntándose las contracciones isométricas e isotónicas donde pasarían con el nombre de auxotónica, (Rodríguez García, 2007).

Beneficios dependiendo de las contracción muscular

  • Contracción más acorde a las necesidades sujeto: Sobre el tipo más eficaz de contracción muscular no existen realmente estudios contrastados que nos puedan recomendar de manera específica como debemos entrenar. No obstante, de lo que si tenemos afirmaciones es que cada sujeto debe entrenar con la contracción más acorde a su modalidad deportiva u objetivo concreto, (Lambert, 1993).
  • Contracciones excéntricas como método eficaz parar vuelta tras lesión , así como entrenamiento preventivo: Lo que si conocemos, es que las contracciones excéntricas permiten movilizar altas intensidades con menos gasto energético, aunque se asocia a dolor muscular tardío, (Ekblom & Fridem, 1989). Otros autores señalan que el entrenamiento excéntrico genera un aumento de fuerza de los tendones y músculos que, junto con ejercicios de elasticidad y movilidad se convierte en una herramienta importante dentro de los métodos rehabilitadores, (Ekblom,1989).
  • Dinamómetros electromecánicos como herramienta para el entrenamiento fuerza explosiva y rehabilitación: También conocemos la posibilidad de realizar contracciones isocinéticas mediante el empleo de dinamómetros electromecánicos que mantienen constante la velocidad de contracción del músculo en el esfuerzo, independientemente de la fuerza aplicada, y que están adquiriendo un gran auge en programas de entrenamiento, sobre todo, dentro de la fuerza explosiva y en el área de la rehabilitación, (Martin & Alonso, 1987).

Conclusiones sobre las contracciones musculares

  • Sigue el principio de entrenamiento de individualización en tu rutina de entrenamiento. Cada sujeto es diferente y requiere unas necesidades específicas en relación a la carga en los ejercicios (peso), intensidad y volumen del ejercicio (repeticiones o tiempo de trabajo), así como días de entrenamiento y otros aspectos como el entrenamiento invisible (descanso) y la alimentación.
  • Realizaremos principalmente ejercicios excéntricos con el objetivo de prevenir posibles lesiones o cuando estemos en un proceso de recuperación ante una lesión.
  • Para el desarrollo muscular, debes tener en cuenta que el movimiento excéntrico es tan importante como el concéntrico, de este modo el vientre muscular trabajara en toda su amplitud de movimiento y se desarrollará de manera correcta.
  • Para realizar un correcto programa y entrenamiento de fuerza asesórate de profesionales en Ciencias de la Actividad Física y Deporte para que se dé en un contexto y necesidades apropiadas. En nuestro centro deportivo, cada uno de nuestros entrenadores personales, cuenta con la cualificación requerida en el área del deporte lo que supondrá una seguridad para ti a la hora de realizar cualquier tipo de entrenamiento o actividad física.
Escribir un comentario:

*

Tu email no será publicado.

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies