EJERCICIO FÍSICO EN ANCIANOS, UN ENVEJECIMIENTO ACTIVO

´Aportar vida a los años y no solamente años a la vida´

El envejecimiento es un proceso natural por el que pasa toda persona hasta llegar a la última etapa de la vida. En este proceso se sufre cambios en la capacidad y el aspecto físico. Está demostrado que si la vejez se lleva de forma activa, el individuo será mucho más independiente que una persona que, por el contrario, la lleve de forma pasiva.

Durante el envejecimiento se produce:

  • un progresivo deterioro físico
  • disminución de las capacidades funcionales
  • mayor incidencia de enfermedades
  • disminución de la autonomía
  • cambios sociales

En el sistema musculoesquelético:

  • disminuye la fuerza y la resistencia de los músculos
  • disminuye la elasticidad
  • aumentan los calambres y dolores musculares
  • menos velocidad en los movimientos y cambios en la marcha
  • pérdida de masa ósea
  • aumento de fracturas

En el aparato respiratorio:

  • respiración más superficial
  • respiración más rápida y corta
  • menos intercambio gaseoso (disminuye oxígeno en sangre y aumenta el Co2)
  • aumenta el volumen de aire que permanece en los pulmones (volumen residual)

En el sistema cardiovascular:

  • el corazón tiene menos capacidad de contraerse
  • aumenta la presión arterial
  • disminuye la frecuencia cardíaca
  • arritmias
  • insuficiencia cardíaca
  • aumento de la sensibilidad al frío por la mala circulación

En el sistema nervioso:

  • disminuye la precisión de los movimientos
  • disminuye el nivel de atención y concentración
  • disminuye la memoria a corto plazo
  • trastornos del sueño

En el sistema visual y vestibular:

  • peor visión que conlleva a menor capacidad de anticiparse a peligros
  • disminuye la acomodación y adaptación a la oscuridad
  • menor sensibilidad y propiocepción de los movimientos

Para combatir todos estos cambios que se producen de manera natural en cualquier persona de edad avanzada, es necesario llevar un estilo de vida saludable en el que la actividad física tome un papel muy importante.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el envejecimiento activo es el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida con el fin de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez. Se trata de aportar vida a los años y no solamente años a la vida.

Para llevar a cabo este envejecimiento activo es necesario, no solo un estilo de vida saludable, sino fomentar la actividad cognitiva, mantener una actitud positiva y seguir teniendo una participación social.

Los investigadores señalan que el ejercicio físico es el medio más importante con el que una persona puede influir sobre su propia salud para conservar una buena calidad de vida según la OMS.

Este ejercicio debe estar adaptado a la etapa de la vida de la persona. En este caso, para los ancianos el ejercicio tiene que ser individualizado, adaptado a sus necesidades y ha de hacerse de manera progresiva tanto en tiempo, como en dificultad e intensidad.

Además, con el ejercicio físico se puede combatir una de las principales causas de lesiones e incapacidad en el anciano que puede conllevar incluso a la muerte, las caídas.

Como mínimo, la mitad de los ancianos de más de 80 años tiene una caída al año, aumentando este porcentaje si se encuentran en residencias. Por no mencionar, que la mayoría de las institucionalizaciones en residencias ocurre tras una caída.

Con el ejercicio físico podemos conseguir en el anciano una mejora en el equilibrio, la fuerza, la resistencia, la propiocepción y los reflejos, disminuyendo así el riesgo de caída.

Dentro del ejercicio físico adaptado a personas de edad avanzada, podemos encontrar el ´Chi Kung´ que se considera una adaptación del Tai Chi.

Este método consiste en técnicas de masajes, ejercicios de relajación, ejercicios dinámicos, ejercicios respiratorios y estiramientos, cuya finalidad es mantener en la mejor forma física a la persona para aumentar su autonomía. Además de integrar en ellos cuerpo, mente y estado emocional.

Es un método muy recomendado para aquellos ancianos que empiezan de cero en la experiencia del ejercicio físico y terapéutico.

En Centro Impulso, desde nuestro área de entrenamiento, os animamos a continuar con el ejercicio y un estilo de vida saludable.

 

Juan Miguel Vicente Aroca

Preparador físico

 

 

Escribir un comentario:

*

Tu email no será publicado.

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies