J Strength Cond Res. 2017 May 5.

(Hypertrophic effects of concentric versus eccentric muscle actions: A systematic review and meta-analysis.)

Schoenfeld BJ1, Ogborn D, Vigotsky AD, Franchi M, Krieger JW

Introducción:

William J. Kraemer y Barry A. Spiering, nos exponen que existe una relación firme entre el tamaño de un músculo y su fuerza; en general un músculo más grande es un músculo más fuerte.

El cumplimiento de un programa de entrenamiento de resistencia estimula el músculo para aumentar su tamaño mediante el aumento de la cantidad de proteínas contráctiles.

Luego esta adaptación permite que se formen más puentes cruzados de actina-miosina durante la activación muscular, lo que a su vez permite que el músculo produzca más fuerza.

Para apreciar en su totalidad el origen de la fuerza es preciso entender los principios básicos del crecimiento muscular, es decir, el modo en que el músculo aumenta de tamaño.

Los aumentos de tamaño del músculo se deben a varios factores, cada uno de los cuales contribuye al resultado final del crecimiento muscular. Un músculo puede crecer de dos maneras: Por hipertrofia, que significa aumento del tamaño de las fibras musculares individuales y por hiperplasia, significa aumento del número de fibras musculares.

En el presente artículo se centra en el desarrollo muscular a nivel de hipertofia. Existe controversia sobre si diferentes acciones musculares dinámicas producen respuestas hipertróficas divergentes.

El objetivo de este trabajo fue realizar una revisión sistemática y metanálisis de ensayos controlados aleatorios que compararan los efectos hipertróficos del entrenamiento concéntrico en comparación con el entrenamiento excéntrico en adultos sanos después de un entrenamiento de resistencia planificado.

Entrenamiento  excéntrico y concéntrico:

Grosser y Müller (1989), definieron la fuerza como “capacidad del sistema neuromuscular de superar resistencias a través de la actividad muscular mediante el movimiento concéntrico (cuando se opone al musculo y aparece un acortamiento del mismo), el movimiento excéntrico, (contrario al anterior, cuando el musculo vuelve a su situación de reposo) o bien de mantenerlas (trabajo isométrico)”.

Método:

Un total de 15 estudios fueron seleccionados mediante una búsqueda sistemática de la literatura, los cuales cumplieron todos los siguientes criterios de inclusión: Eran un ensayo experimental publicado en una revista arbitrada en inglés
Comparación directamente acciones concéntricas y excéntricas sin el uso de implementos externos.

Cambios morfológicos medidos mediante biopsia, imágenes (resonancia magnética, tomografía computarizada o ecografía), impedancia bioeléctrica y / o densitometría.
Una duración mínima de 6 semanas.

Sujetos humanos sin lesiones músculo-esqueléticas o cualquier condición de salud que pudiera afectar directamente a la respuesta hipertrófica al ejercicio de resistencia, ya sea directamente o a través de los medicamentos asociados con el manejo de dicha afección.

Resultados:

Los resultados mostraron que las acciones excéntricas provocaron un mayor tamaño de efecto en el musculo, en comparación con las acciones concéntricas, pero sin embargo los resultados no fueron significativos (diferencia ES = 0,25 ± 0,13; IC95: -0,03, 0,52; P = 0,076).
El cambio porcentual medio en el crecimiento muscular entre los estudios favoreció las acciones excéntricas en comparación con las concéntricas (10,0% y 6,8, respectivamente).

Los hallazgos indican la importancia de incluir las acciones excéntricas y concéntricas en un programa de entrenamiento orientado a la fuerza ya que ambos han demostrado ser eficaces para aumentar la hipertrofia muscular.

Conclusiones:

  • Acciones excéntricas desarrollan ligeramente una mayor hipertrofia muscular que las acciones concéntricas.
  • El trabajo excéntrico produce una mayor fuerza de tensión tendinosa.
  • Los movimientos excéntricos mejoran la unión músculo-tendinosa y la disminución de la movilidad articular.
  • El entrenamiento excéntrico disminuye la percepción del dolor proveniente del tendón.

Como conclusión general, son tan importantes de incluir en nuestra planificación de entrenamiento de fuerza tanto las acciones concéntricas de superar una carga, como las acciones excéntricas para que esa carga vuelva a su situación inicial, con el esfuerzo también de nuestro organismo. Además, estas últimas producen numerosos beneficios a nivel muscular y de prevención de lesiones, que nos ayudaran a mantener un rendimiento optimo en nuestras sesiones de entrenamiento y/o actividad física.

 

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies