Alrededor del año 2013 se vivió un boom en el mundo de los edulcorantes, pues surgieron distintos alimentos que utilizaban como edulcorante Stevia. En España, apareció en mermeladas, chocolates, dulces, bebidas, etc.

En un primer momento todo lo que se decía de ella era positivo, de origen natural, acalórica, con un poder edulcorante de unas 300 veces mayor que la sacarosa, apta para diabéticos, sabor aceptable…

Enseguida tuvo una rápida expansión y mucha gente cambió la sacarina (E-954) o el aspartamo (E-951) por decir dos de los edulcorantes habituales, por este nuevo edulcorante, puesto que, además, siempre ha existido cierto miedo en nuestro país hacia aquellos aditivos con origen químico, atribuyéndose a algunos de ellos propiedades cancerígenas.

Sin embargo, esta relación es equivocada pues hay numerosos estudios que demuestran la ausencia de relación entre su consumo y la aparición de cáncer. Y es que la Unión Europea, mediante la EFSA (European Food Security Agency) establece una serie de límites para el consumo diario de estos edulcorantes, lo que se conoce como ADI (Acceptable Dietary Intake). Este concepto determina la cantidad máxima que puede consumir una persona a lo largo de su vida sin que se produzcan efectos indeseables y está relacionada con el NOAEL (Nivel sin efecto adverso observable) expresándose en mg/kg/día. Pues bien, esta cantidad siempre va a ser 100 veces menor de la realmente peligrosa, con la finalidad de ser extremadamente cautelosos.

Para resumir, p.ej., el ADI para aspartamo es 40 mg/kg/día, lo que significa que una persona de 60 kg podría consumir 2400 mg/día, y teniendo en cuenta que aproximadamente los refrescos de cola contienen 40 mg de aspartamo, además de otros edulcorantes, esto supondría, que nos podríamos beber 60 latas sin llegar al límite.

Seguramente, habéis visto muchas veces en los supermercados distintos alimentos con la califiación o etiquetado “sin azúcares añadidos”, o “light sin azúcar”, y lo que debéis saber es que quizás no han añadido azúcares, pero sí edulcorantes como los nombrados anteriormente, o como los polialcoholes sorbitol (E-420), manitol (E-421), xilitol (E-967), lactitol (E-966), isomaltol (E-953), o maltitol (E-965). Y es importante que sepáis que estos últimos sí tienen componente calórico: 2 kcal/g, algo que aprovechando un vacío legal no se suele mostrar en la etiqueta nutricional. Y por otra parte, tenemos otros clásicos: ciclamato (E-952), o sucralosa (E-955). Además, dependiendo del alimento, lo más normal es que naturalmente este ya contenga monosacáridos, como pasa con las galletas, pues están hechas a base de harina, por lo que la ventaja calórica no será tanta.

Estos hechos (naturaleza química de otros edulcorantes, así como mayor poder calórico) hacían que al ser comparados con Stevia, todos ellos salieran perdiendo, creciendo su popularidad. ¿Pero qué hay realmente detrás? ¿Es la Stevia tan buena? ¿Es natural realmente? Por supuesto, las hojas de Stevia son naturales y tienen los beneficios nombrados, ¿entonces? Pues lo que ocurre es que nos han montado una gigantesca operación de marketing y no lo hemos visto venir. La Stevia que se vende en España como edulcorante no proviene directamente de la planta, sino que es un elaborado químico, como todos los que existían hasta ahora, de hecho, aparece registrado como el aditivo E-960: glucósidos de esteviol y su ADI es de 4 mg/kg/día. Si mucha gente que la consume por su origen natural conociera esto, seguramente se llevarían una gran decepción.

Además, han aparecido algunos estudios que deben ser contrastados y que proponen que la Stevia y otros edulcorantes pueden hacer que la persona esté menos saciada y necesite más alimentos, contribuyendo al sobrepeso. Es importante que nos concienciemos de que hay que evitar los azúcares refinados y los edulcorantes que enmascaran los sabores de los alimentos.

En conclusión, ninguno de los edulcorantes habitualmente vendidos como Stevia lo son, pese a que marcas como Azucarera Española, Natreen o Hacendado utilicen la planta aludiendo a su origen natural. La realidad es que contienen glucósidos de esteviol combinados con eritritol (en muchos casos, muy mayoritariamente).

En Centro Impulso Murcia somos expertos en Nutrición, y si es tu caso, y consumes habitualmente edulcorantes, o tienes diabetes y no puedes consumir libremente azúcar, o simplemente quieres iniciar una dieta personalizada para bajar peso, estamos dispuestos a ayudarte. Para ello, ponte en contacto con nuestros nutricionistas que podrán aconsejarte en base a evidencias científicas ayudándote a lograr tus objetivos.

Área Nutrición

Javier Navarro
Tel: 868 93 06 35

Escribir un comentario:

*

Tu email no será publicado.

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies