Las lesiones musculares, son sin duda, la patología más frecuente que aparece en el deporte amateur y profesional, siendo por tanto una de las principales causas de pérdida de entrenamiento y bajas laborales.

El músculo, representa el 40% del peso corporal (dependiendo de nuestro IMC). La importancia de la lesión muscular es innegable, y su correcto diagnóstico y tratamiento nos llevara a una vuelta más rápida a nuestra vida deportiva y a disminuir el riesgo de recaída. La lesión muscular, no se debe banalizar.

Clasificación de las lesiones musculares:

  • Agujetas: Las agujetas son un fenómeno de dolor o rigidez muscular que se produce tras realizar un ejercicio para el cual no estamos preparados o la exigencia ha sido grande. Aparecen sobre todo, a las 48 horas de realizar la actividad física. Este dolor muscular es más frecuente cuando iniciamos un nuevo tipo de ejercicio o la duración o intensidad es excesiva.
  • Calambres: Los calambres musculares son contracciones de la musculatura involuntarios y de forma brusca. Por norma general estos aparecen en momentos de fatiga extrema, tras acabar el ejercicio o de manera nocturna. La musculatura más afectada por este tipo de situación son los gemelos e isquiosurales (aunque dependerá del tipo de deporte).  La causa principal no está clara y pueden deberse a un entrenamiento o ejercicio para el que no estamos preparados, una fatiga excesiva o deshidratación. El tratamiento es sintomático, y con el estiramiento precoz se suele aliviar los síntomas.
  • Contractura: La contractura es una contracción del músculo, a diferencia del calambre, las contracturas permanecen en el tiempo de manera continuada, por lo tanto generando un dolor y tensión de forma permanente. El tratamiento más RÁPIDO y EFICAZ es el tratamiento por parte de fisioterapia, frente a cualquier medicamento oral que solo afectará al síntoma pero nunca al problema.
  • Elongación: Le elongación muscular, es una tensión por encima de la capacidad muscular de vuelta a la calma, muy cerca de la lesión de las fibras musculares. La causa principal es un esfuerzo muscular excesivo fuera del rango de movimiento normal. Los síntomas son muy parecidos a la rotura muscular, con dolor al estiramiento y contracción activa.
  • Contusión muscular: Una contusión muscular es una lesión muscular cuyo origen viene por un trauma externo, generalmente un impacto por parte de otro deportista generando el denominado “bocadillo” donde el músculo que atrapado entre nuestro hueso y el hueso del deportista que impacta. La gravedad de la lesión va a depender del grado de fuerza del impacto o si el músculo se encuentra en tensión o relajado y el tipo de hematoma que se genera intramuscular o intermuscular.
  • Rotura muscular: La rotura fibrilar aparece tras una elongación que supera los límites fisiológicos del músculo (apertura de piernas), una contracción excesiva de la musculatura (golpeo de balón) o un esfuerzo máximo asociado a fatiga o biomecánica (Sprint). Por norma general los músculos que sufren más lesiones musculares son los isquiosurales, el recto anterior del cuádriceps, el soleo y el gemelo interno.  Hay diferentes grados de lesión muscular, los cuales dependen de la longitud y tipo d lesión:

Guía de Práctica Clínica de las lesiones musculares. Epidemiología, diagnóstico, tratamiento y prevención. Versión 4.5 (9 de febrero de 2009)
Futbol Club Barcelona, Serveis Mèdics

¿Como se diagnóstican las lesiones musculares?

Cuando vamos a urgencias por un dolor muscular asociado al deporte o a una mala higiene postural, el método más utilizado en el diagnóstico es la radiografía simple la cual tiene un valor muy limitado (casi nulo) en la etapa más aguda de la lesión, si puede ser más interesante en dolores crónicos para detectar calcificaciones aunque tampoco es la mejor opción.

El principal método diagnóstico de la lesión muscular debe ser la combinación de la EXPLORACIÓN CLÍNICA y la ECOGRAFÍA, y si hay dudas se debe complementar con una RESONANCIA MAGNÉTICA. El uso de un método u otro dependerá de la habilidad del médico traumatólogo, radiólogo o especialista en medicina deportiva en determinar el tipo de lesión. Ls ecografía, junto a la anamnesis es la herramienta de diagnóstico con un mejor acceso, más barata (respecto a RM) y de un alto valor diagnóstico si es utilizado por personal cualificado.

Tratamiento

El principio básico al que los profesionales del deporte estamos de acuerdo es la movilización precoz de las estructuras afectadas, principalmente a partir de las 72 horas, ya que de esta manera conseguimos:

  • Aumentar vascularización local del tejido afectado
  • Promover la regeneración fibrilar
  • Evitar cicatrices excesivas que generen problemas futuros
  • Recuperar de una manera más rápidas las características generales del músculo, así como su funcionalidad. 

Hay un criterio más o menos consensuado durante los 3-5 primeros días, y a partir de ahí hay diferentes enfoques y tratamientos. Lo que esta claro es que una lesión muscular establecida, rondará SIEMPRE las 3 semanas de recuperación (como mínimo).

Recordemos la famosa lesión muscular de Diego Costa, donde tras recibir tratamientos más místicos que reales, en el minuto 8 de la final de Champions League tuvo que pedir el cambio.

Como hemos dicho anteriormente, lo principal es determinar el tipo de lesión para desarrollar el tratamiento específico para la lesión a tratar.

Para las agujetas, el único tratamiento demostrado es realizar una correcta vuelta a la calma muscular. Estiramientos tras la actividad física si esta ha sido excesiva y realizar un ejercicio de menor intensidad a las 24/48 horas de la actividad principal. Además, puede haber soporte medicamentoso oral si el dolor es excesivo.

El tratamiento de elección para los calambres, será el estiramiento, el entrenamiento específico para el deporte a realizar y una correcta hidratación.

Para las contracturas musculares, el tratamiento de elección será el masaje, estiramientos y la correcta carga de entrenamiento.

Para las roturas musculares, dependerá del grado y localización. El objetivo primordial será recuperar los valores normales de fuerza, flexibilidad y agilidad, así como analizar los factores de riesgo asociados a la lesión muscular, generando patrones específicos de prevención.

Return to play

La vuelta a la actividad deportiva normal dependerá de diferentes factores:

  • Tipo de lesión y localización
  • Factores de riesgo de recidiva (lesión previa)
  • Recuperación de los niveles de fuerza y flexibilidad previos a la lesión
  • Test funcionales específicos con valores seguros de vuelta al deporte

En Centro Impulso Murcia, por nuestra experiencia en el deporte amateur y profesional, somos expertos en el diagnóstico y tratamiento de las lesiones musculares. Descubre nuestros tratamientos integrales en lesiones musculares y vuelve a practicar deporte de manera segura.

Área Fisioterapia

Francisco Salinas
Tel: 868 93 06 35

 

 

Escribir un comentario:

*

Tu email no será publicado.

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies