Preparación Física Para Oposiciones

Importancia de la nutrición tras ejercicio físico

Una vez que entrenamos, nuestro organismo se encuentra en un estado óptimo de recepción de nutrientes para reponer y recuperarnos del esfuerzo. Se denomina ventana de la oportunidad o ventana anabólica al período de tiempo limitado en el que después del entrenamiento de resistencia nuestros músculos están preparados para crecer, siempre que se suministre una fuente de proteína correcta. Este periodo, en la literatura, se cree que dura alrededor de 30 minutos (aunque hoy en día sigue el debate activo). Además, al aumentar la velocidad circulatoria en las zonas trabajadas los nutrientes llegaran más rápido y podrán ser absorbidos de una mera mas eficiente.

¿Qué alimentos, por tanto, son los idóneos tras un entrenamiento?

En primer lugar, aclaramos, que esto son pautas generales, ya que para cada tipo de ejercicio y objetivo serán recomendables una serie de alimentos. No es lo mismo una persona que busque aumentar su masa muscular a otra que busque bajar grasa corporal o simplemente recuperar del esfuerzo para una nueva competición o entrenamiento, por poner unos ejemplos.

– Batidos de proteínas
Son las estrellas del post entrenamiento, si nuestro objetivo es el aumento de masa muscular. La base muscular está compuesta por aminoácidos, por tanto no deben faltar nunca tras una buena sesión de ejercicio, además de acelerar la recuperación. A estos batidos se les puede añadir hidratos de carbono (como por ejemplo, avena) ya que al utilizar las reservas de glucógeno muscular, es el momento idóneo para aportar proteínas e hidratos ya que las hormonas anabólicas harán que se aprovechen al máximo.

– Frutos secos
Otra buena fuente de energía y con un bajo contenido en grasas saturadas, es decir presentan níveles altos de Omega 3, además de ser antioxidantes. Un puñado tras el entrenamiento de fuerza es fundamental para asimilar nuestro trabajo y conseguir una recuperación óptima.

– Frutas
Fuente fundamental de carbohidratos. Tendremos que tener en cuenta su índice glucémico y cual es nuestro objetivo. Pero como norma general, una vez finalizado nuestro entrenamiento recomendaremos aquellas frutas que posean un valor de glucosa alto, como es el caso del plátano o la naranja. Además otras opciones pueden ser los dátiles o las pasas.

 

Ya sabéis que desde nuestro servicio de nutrición podemos diseñar estrategias y planes individualizados para una mejor recuperación tras ejercicio, planes de alimentación para rutinas de fuerza, regular nuestro peso corporal o simplemente tener hábitos alimenticios saludables.

¡Reserva tu cita, y cuéntanos que buscas nosotros te ayudaremos a conseguir tus objetivos!

Tabla de contenidos

×