A través de la siguiente entrada, os vamos a acerca un poco más sobre el conocimiento de la resistencia en la actividad física.

La resistencia es “la capacidad física y psíquica de soportar la fatiga frente a esfuerzos largos y/o la capacidad de recuperación rápidas después del esfuerzo” (Grosser, 1989).

Efectos de la fatiga en nuestro organismo:

  • Disminución de las reservas energéticas.
  • Acumulación de sustancias intermedias y terminales del metabolismo.
  • Inhibición de la actividad enzimática.
  • Desplazamiento de electrolitos.
  • Procesos inhibidores del Sistema Nervioso Central.
  • Cambios en la regulación a nivel celular.

El Consumo máximo de Oxigeno:

El Consumo Máximo de Oxígeno (VO2máx.), es considerado con el factor más apropiado para determinar el estado físico a nivel cardiovascular y respiratorio. Si nos enfrentamos a esfuerzos interválicos, entonces la capacidad de recuperación tomará un papel fundamental que nos determinará afrontar el nuevo esfuerzo con éxito o no.

El VO2max es un parámetro indicador de la capacidad funcional de los individuos o de su potencia aeróbica máxima. La variabilidad existente entre los diferentes sujetos es amplia y depende de diversos factores:

  • Composición corporal: El VO2max, depende especialmente del peso magro o libre de grasa, de manera que, en general, a mayor masa muscular, mayor será el VO2max.
  • Dotación genética: La herencia puede condicionar hasta un 70% del VO2max. Los resultados del HERITAGE Family Study, demuestran que la herencia del VO2max entre adultos sedentarios después de ajustarla a las variables de edad, sexo, masa corporal y composición corporal sería de hasta un 50% de la varianza fenotípica total, aunque dicho valor se vería aumentado por factores familiares no genéticos. Además, la entrenabilidad del VO2max se caracteriza por un grado importante de agregación familiar, de manera que algunas familias se caracterizan por un patrón de alta entrenabilidad y otras por presentar una respuesta muy baja.
  • Edad: El VO2max aumenta gradualmente desde el nacimiento, paralelamente a la ganancia de peso corporal. Los niños tienen un VO2max elevado normalizado con respecto al peso corporal, alcanzándose un máximo en el intervalo de los 18 a los 25 años de edad. A partir de esta edad, el VO2max, va disminuyendo gradualmente. Existen datos para afirmar que se produce un descenso del 10% del VO2max por década en varones y en mujeres independientemente del nivel de actividad física.
  • Sexo: Para cualquier edad y condición física, el VO2max es más elevado en varones que en las mujeres. En estas diferencias parecen intervenir varios factores, entre los que se encuentran la composición corporal, factores en función cardiovascular, factores hormonales, e incluso la menor concentración de hemoglobina que presentan las mujeres después de la pubertad.
  • Grado de entrenamiento o acondicionamiento físico: El entrenamiento físico puede inducir aumentos sustanciales en el valor VO2max. Esto se observa a todos los niveles, llegando a experimentar importantes grados de mejora relativa de los sujetos con discapacidades funcionales (cardiópatas), hasta los atletas de alto nivel (se pueden conseguir mejoras de hasta un 20%). Hay que tener en cuenta que las personas ya entrenadas experimentarán una mejora relativa menor, ya que la capacidad de adaptación del organismo al entrenamiento es limitada.

El nivel de exigencia requerido por parte del sujeto no siempre se alcanza debido a varios factores, de manera en que muchas de las pruebas realizadas no se cumplirán los criterios objetivos que definen el VO2max. Las principales causas, además de la voluntad del sujeto, son el estado físico del mismo, la motivación y, en ocasiones, la decisión de los propios facultativos de no permitir alcanzar el agotamiento por posibles riesgos que podrían asumirse en cada caso.

Tipos de Resistencia:

Resistencia aeróbica:

La resistencia aeróbica, también llamada orgánica, hace referencia a la capacidad biológica que permite mantener un esfuerzo a intensidad media o baja con suficiente aporte de oxígeno. Es decir, prolongar el esfuerzo durante un largo tiempo a un ritmo suave para aplazar o soportar la fatiga y finalizar la actividad en equilibrio de oxígeno. Se trabaja con una frecuencia cardíaca de entre 120 y 170 pulsaciones por minuto.

Se suele utilizar como cualidad base ante cualquier deporte especifico o en procesos de recuperación activa o return to play.

Resistencia anaeróbica:

Por otro lado, la resistencia anaeróbica consiste en soportar esfuerzos de alta intensidad en deuda de oxígeno. ¿Qué quiere decir esto? Pues bien, se consideran anaeróbicos aquellos ejercicios en los que la intensidad es tan elevada que el cuerpo demanda más oxígeno del que es capaz de aportar el sistema cardiocirculatorio. Por este motivo, la duración del esfuerzo es menor. El esfuerzo podrá aumentar y prolongarse en el tiempo cuanto mejor preparado esté el atleta. Este proceso tendría lugar con un ritmo cardíaco que parte de 180 pulsaciones por minuto.

Resistencia anaeróbica aláctica y láctica:

A su vez, esta última se divide en resistencia anaeróbica aláctica y resistencia anaeróbica láctica. La primera abarca esfuerzos explosivos y de corta duración (de 0 a 16 segundos), en la que presencia de oxígeno es prácticamente nula.

En el trabajo de la resistencia anaeróbica láctica los esfuerzos no duran más de 3 minutos, produciendo en el organismo sustancias de desecho –ácido láctico– que se acumulan causando fatiga.

Para que podamos llegar a comprender más detenidamente con qué objetivo trabajamos los diferentes tipos de resistencia vamos a desarrollar el siguiente gráfico:

 

La resistencia tiene un papel fundamental como cualidad física en el deporte ya que sirve de base para cualquier especialización deportiva.

Por este motivo es fundamental que conozcamos todas sus partes así como el momento de desarrollarlas en función del objetivo establecido.

Para ello es importante trabajar dicha cualidad en manos de profesionales que  te indiquen las pautas a seguir para el buen desarrollo óptimo y consecución de objetivos marcados.

En Centro Impulso Murcia, contamos con nuestros entrenadores totalmente cualificados  con experiencia, donde podrán asesorarte sobre el entrenamiento de la resistencia dependiendo del objetivo que necesites.

Escribir un comentario:

*

Tu email no será publicado.

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies