El running es un deporte en auge en la sociedad actual, y el síndrome femoropatelar en corredores está íntimamente relacionado con el deporte amateur. Basta con salir a dar una vuelta por nuestro barrio, dar un paseo por la mota del Río Segura o ver la gran oferta de carreras populares cada fin de semana en nuestra Región. De hecho, ha sido publicado recientemente el VI Estudio Cinfasalud: Percepción y hábitos de los corredores y corredoras españoles, cuyo objetivo principal, entre otros, ha sido profundizar en los hábitos y motivaciones de los corredores españoles, así como las lesiones y problemas que más a menudo padecen durante la práctica de este deporte.

La investigación se basa en una encuesta online, sobre una muestra representativa de 2400 mujeres y hombres entre 20-60 años, que corren al menos 2 veces por semana, y residentes en todas las comunidades autónomas. Entre la gran cantidad de resultados, destacamos:

  1. El 63% de los corredores son hombres y el 37% mujeres. De todos, más de la mitad (53,7%) sale a correr tres o más veces a la semana.
  2. El 93,3%, nueve de cada 10 corredores, no toman medidas preventivas básicas, ni recurren al asesoramiento profesional en aspectos fundamentales como la alimentación o el plan de entrenamiento.
  3. Como consecuencia de la falta de preparación, el 61,8% de los corredores españoles ha sufrido problemas de salud mientras practicaban este deporte en el último año. A pesar de ello, casi la mitad (48,1%) no acudió al médico y el 21,1% no hizo nada al respecto.

El aumento del número de personas que decide practicar una actividad física regular, arroja un dato esperanzador dentro de una sociedad que continúa siendo en su mayor parte sedentaria.

Dentro de ellas; las que optan por el running, y en vista de los hábitos que presentamos con respecto a éste deporte, vamos a lanzar una serie de entradas sobre las patologías más frecuentes en los corredores.

 

Biomecánica de la carrera

La carrera es una forma de locomoción bípeda caracterizada por la existencia de dos fases que se alternan de manera cíclica:

  1. Fase de apoyo monopodal: el corredor contacta con el suelo con un solo pie para tomar apoyo e impulsarse hacia delante. Constituye el 35-50% del tiempo de duración de una zancada.
  2. Fase de vuelo: los dos pies despegan del suelo y el cuerpo se desplaza hacia delante. Constituye el 50-65% del tiempo restante de la zancada.

Dentro de cada fase, se puede distinguir otras subfases, con numerosas variables que determinan el estilo de carrera, y son objeto de estudio para determinar la eficiencia del estilo de carrera y detectar posibles alteraciones que puedan dar lugar a patología.

Síndrome de dolor femoropatelar en corredores

Es la lesión por sobreuso más frecuente experimentada por los corredores. Se caracteriza por dolor difuso en la cara anterior de la rodilla, alrededor o detrás de la rótula, que se agrava con actividades que someten a carga la articulación femoropatelar (correr/andar, saltar, ponerse de cuclillas, subir/bajar escaleras). Como criterios adicionales para definir el síndrome de dolor femoropatelar, aunque no esenciales, podemos encontrar:

  1. Sensación de crepitación de la articulación femoropatelar, durante la flexo-extensión de rodilla.
  2. Sensibilidad a la palpación de las caras laterales de la rótula.
  3. Ligero derrame.
  4. Dolor al sentarse o aumento del dolor al extender la rodilla después de estar un tiempo sentado.

Factores de riesgo

Existen varias revisiones sistemáticas que valoran los diferentes factores de riesgo asociados a lesiones por sobreuso de rodilla en corredores.

Aunque existe cierta controversia en la implicación de los diferentes factores, todos estudian la alteración del eje de carga del miembro inferior en el plano frontal, determinando un valgo dinámico de rodilla, provocando una tracción lateral de la rótula y aumentando la presión en la zona externa de la articulación femoropatelar, favoreciendo así el síndrome de dolor femoropatelar en corredores:

  1. Aumento de la aducción, rotación interna y flexión máxima de cadera. Así como caída pélvica contralateral en fase de apoyo monopodal.
  2. Eversión del retropié: según la revisión de estudios que valoran la implicación de la pronación del calcáneo en el desarrollo del síndrome, no existe asociación. Aunque se ha observado una disminución significativa del tiempo mínimo de pronación, lo que condiciona una velocidad de pronación elevada (que se asocia a lesión) en corredores con síndrome femoropatelar. Esta situación difiere en mujeres, donde se ha observado que el aumento de pronación es predictivo en el desarrollo del síndrome de dolor femoropatelar.
  3. Fatiga: se ha observado un aumento de la flexión máxima de cadera durante la carrera en corredores con síndrome de dolor femoropatelar en estado de fatiga.
  4. Debilidad muscular: de cuádriceps, especialmente un desbalance neuromuscular entre las fibras del vasto medial oblicuo y vasto lateral, que genera una mala tracción de la rótula sobre el fémur. También, de la musculatura extensora, abductora y rotadora externa de la cadera, que controlan los movimientos de la rodilla en el plano frontal y transversal.
  5. Sexo femenino: se da una mayor prevalencia de esta patología en mujeres, posiblemente porque tienen mayor tendencia al valgo dinámico de rodilla.
  6. Técnica incorrecta de carrera.

¿Cual es el tratamiento del síndrome dolor femoropatelar en corredores en Murcia?

Hay que realizar una valoración exhaustiva del deportista y análisis de los factores de riesgo, para diseñar un plan terapéutico eficaz. En una primera fase, el tratamiento debe ir orientado a disminuir el dolor y la inflamación si la hubiere y corrección de los factores biomecánicos encontrados en la valoración.

Posteriormente se diseñará un programa de ejercicio terapéutico orientado a corregir las debilidades del deportista. Según la literatura, los programas de fortalecimiento de la musculatura de la cadera disminuyen la sintomatología y mejoran la funcionalidad de los deportistas. Cobra especial importancia el correcto equilibrio muscular y la técnica de carrera, así como el entrenamiento especifico de fuerza en corredores. 

Desde Centro Impulso, animamos a todas las personas a desarrollar hábitos de vida saludables. Si decides comenzar a realizar una actividad deportiva, recomendamos que acudas a un centro médico especializado para realizarte una valoración médica completa para detectar cualquier patología que pueda contraindicar o condicionar la realización de dicha actividad deportiva; así como, búsqueda de asesoramiento profesional sobre seguir un plan de entrenamiento, nutricional y de prevención de lesiones, que te permita disfrutar de la realización de tu actividad deportiva de forma segura.

En Centro Impulso, contamos con profesionales con amplia experiencia en el campo de la fisioterapia, entrenamiento y nutrición deportiva que pueden asesorarte.

 

Área Fisioterapia

Antonio Montesinos
Tel: 868 93 06 35

 

 

 

 

Bibliografía

 

Escribir un comentario:

*

Tu email no será publicado.

Logo centro impulso   
     © 2016 Centro Impulso | Aviso legal.

Síguenos en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies