Unidad Quirúrgica. Cirugía artroscópica

La unidad quirúrgica, está diseñada para prestar servicios a pacientes que necesiten de la cirugía para recuperarse una lesión.

¿Que es la artroscopia?

La artroscopia nos permite trabajar dentro de una articulación y realizar cirugías o extirpaciones de estructuras dañadas. Se realiza bajo anestesia, normalmente regional, y su objetivo es diagnóstica o terapéutica.

Se realizan 2 o 3 incisiones alrededor de la articulación de entre 2 y 4 cms. Por una de estas vías, el equipo médico introduce una solución salina que nos ayuda a tener una mejor visión intraarticular. A través de la otra vía de abordaje, se introduce el artroscopio consistente en un tubo con una cámara incorporada, que nos permitirá observar la articulación a través de un monitor, mediante el que realizaremos la intervención.

Tras la intervención, se suturan las vías de entrada y se realiza un vendaje compresivo, partir de ahí, el equipo de fisioterapia se encarga de la recuperación en los días posteriores a la operación.

¿Qué es la artroscopia de rodilla?

Es una técnica quirúrgica para tratar la gran mayoría de lesiones de rodilla, al ser mínimamente invasiva conlleva una recuperación más rápida tras intervención. A través de uno de los portales se introduce la cámara y la entrada de suero, a través del otro portal los instrumentos de trabajo, y ocasionalmente es necesario un portal accesorio.

¿Qué lesiones de rodilla se pueden tratar mediante artroscopia?

  • Lesiones de meniscos
  • Rotura ligamentos cruzados
  • Condromalacia rotuliana
  • Osteocondritis disecante de rodilla
  • Sinovitis de rodilla

EL cirujano, a la vez que realiza la intervención obtiene imagen por televisión del interior de la articulación, teniendo información de primera mano del estado de la rodilla. LA rodilla se rellena con una solución de suero salino para tener un mayor espacio de trabajo y facilitar las maniobras correspondientes (Este se relaciona con la posibilidad de un derrame en los días posteriores a la intervención).

La intervención se realiza en quirófano y bajo anestesia (normalmente espinal/epidural) o local intraarticular dependiendo del tipo de lesión o duración estimada de la operación.

¿Cómo es la recuperación tras una artroscopia de rodilla?

Debemos saber que la artroscopia es el tipo de intervención con la cual podemos realizar diferentes abordajes dentro de la rodilla, y podemos tratar diferentes estructuras. Por tanto la recuperación de una patología de menisco, difiere de la intervención para colocar una plasta del ligamento cruzado anterior.

En lo que si creemos que es denominador común, es en la NECESIDAD de comenzar con la recuperación durante los primeros días de la intervención para conseguir recuperar la movilidad articular en unos plazos normales. Para ello, nuestro equipo de fisioterapeutas, especialistas en patología de rodilla comienzan a trabajar con nuestros pacientes intervenidos a las 48-72 horas de la intervención, acortando los plazos de recuperación. Las mejoras en movilidad, flexibilidad del tejido, disminución de rigidez o pérdida de masa muscular son algunas de las ventajas de una movilización precoz.

La estancia hospitalaria suele ser de 24 horas, y el comienzo de una marcha en descarga se produce en los primeros días de la intervención dependiendo del tipo de lesión. El objetivo en las primeras 72 horas es reducir y controlar la inflamación con la aplicación de frío Por norma general, cuando hay gran cantidad de líquido (sinovitis) o se ha realizado una intervención que requiera reparación de tejido (Sutura meniscal) el tiempo en descarga suele ser mayor, aunque estos tiempos los marcamos conjuntamente con el área de fisioterapia en función del tipo de lesión y paciente.

¿Qué es la artroscopia de cadera?

Presenta grandes ventajas frente a la cirugía abierta convencional, ya que al ser la actuación quirúrgica mínimamente invasiva  la recuperación es más rápida pudiéndose retomar la actividad laboral o deportiva en pocas semanas.

AL igual que cualquier intervención quirúrgica, se requiere anestesia que puede ser general o regional, esto dependerá sobre todo del tipo de paciente e historia clínica. El tiempo de cirugía suele estar en torno a las 3 horas, por lo que en una gran mayoría de ocasiones, es preferible la anestesia general, generando un postoperatorio menos doloroso.

Por norma general, el paciente abandona el hospital en descarga parcial con muletas empezando la recuperación con nuestra área de fisioterapia al día siguiente de la intervención, dando especial importancia a mantener rangos de movilidad y preservar la masa muscular.

¿Qué patologías se pueden tratar mediante una artroscopia de cadera?

Mediante una artrosocopia de cadera se pueden tratar patologías que afecten tanto a la propia articulación como a los diferentes tejidos blandos que la rodean Región INTRARTICULAR – ANTERIOR

  • Impingement de Cadera – Artrosis de cadera incipiente – Sinovitis de cadera
  • Rotura del labrum acetabular – Tendinopatia del psoas (Cadera en resorte interna)
  • Impingment Ilio- femoral

REGIÓN TROCANTÉRICA

  • Bursitis trocantérica – Roturas del tendón Glúteo medio – Cadera en resorte externa (Tensor fascia lata)

REGIÓN GLÚTEA PROFUNDA, PUDENDA E ISQUIOS

  • Patologías del isquion (arrancamientos-bursitis isquios) – Síndrome piramidal – Impingement isquiofemoral * Atrapamiento del nervio pudendo

¿Qué ventajas tiene una artroscopia frente a una cirugía abierta?

Las ventajas de la cirugía artroscópica frente a la cirugía abierta convencional o mínimamente invasiva son fundamentalmente tres:

  • Menos agresiva: al ser la cadera una articulación más profunda rodeada de potentes estructuras músculo-tendinosas el llegar a ella a través de una cirugía abierta llevaría asociado un gran daño de los diferentes tejidos generando una compleja recuperación, aumentando el sangrado o incluso un mayor riesgo de la propia cirugía.
  • Más rápida y mejor recuperación: Por tanto, al ser una incisión mínima, se podrá apoyar desde el primer día y la recuperación, de la mano de nuestro área de Fisioterapia, será rápida.
  • Menos complicaciones: Como hemos visto antes, al ser la incisión más pequeña, las complicaciones más frecuentes (como la infección o una trombosis venosa profunda son minimizadas)

¿Cómo es la recuperación tras la artroscopia de cadera?

La estancia hospitalaria, salvo imprevisto, suele ser de una noche. A partir de ahí, nuestro área de fisioterapia se encarga de la movilización precoz, ya sea en hospital, casa o en nuestro centro.

Así como la deambulación en carga parcial, la cual se realiza desde el primer día. Las molestias era los días venideros son comunes, pero con la ayuda de analgésicos, hielo y el trabajo de fisioterapia suelen quedar en un segundo plano.

Desde el día siguiente a la intervención se pautaran ejercicios domiciliarios para la estimulación muscular y ejercicios de movilidad general. Los puntos suelen retirarse en un plazo máximo de 2 semanas.

¿Qué es la artroscopia de hombro?

La articulación del hombro, esta recubierta por un complejo músculo-tendinoso denominado manguito rotador. Este conjunto muscular da la estabilidad necesaria al hombro, permitiendo además, su movimiento en todos los planos. Esta musculatura está muy expuesta a la lesión, ya sea por sobrecarga, microtraumatismos o por una degeneración natural funcional asociada a la edad.

¿Qué podemos realizar en una artroscopia de hombro?

  • Reparación de una lesión del manguito retador: El objetivo es fijar el tendón a su inserción ósea. Con frecuencia, utilizamos anclajes con suturas para mejorar la fijación. Pueden ser de diferentes materiales, siendo más frecuentes metal o plástico y no es necesario retirarlos tras la intervención.
  • Cirugía para el síndrome subacromial: EL objetivo es la limpieza o retirada del tejido afectado por encima del canal articular. Además, se puede eliminar el ligamento coracoacromial y limar la parte del acromion para aumentar el espacio, si hubiera presencia de espolón óseo.
  • Cirugía por inestabilidad: Si presentamos una rotura del labrum, la lesión de este cartílago puede llevar asociado una inestabilidad y dolor generalizado de la articulación. Por tanto su reparación, así como la sutura ligamentosa periarticular mejorará la inestabilidad.
  • Lesiones labrum:
  • Lesión de Bankart: Ruptura rodete glenoideo en su parte inferior.
  • SLAP: Lesión labrum y sistema ligamentario en parte superior. 

Después de la artroscopia de hombro

La recuperación completa puede comprender un periodo entre 3 y 6 meses. La primera semana, el brazo estará en cabestrillo, a partir de ahí se puede demorar más tiempo y durante el trabajo con el área de rehabilitación será el fisioterapeuta el encargado de pautar los tiempos, en función de la recuperación progresiva de la musculatura. EL tiempo de vuelta a actividad laboral o deportiva, dependerá del tipo de cirugía y será la labor de fisioterapia, en constante comunicación con el área de cirugía la que marque los tiempos y pautas de trabajo.

El pronóstico

La cirugía artroscópica al ser menos invasiva, generará menos dolor y rigidez articular, así como un menor riesgo de complicaciones, estancia hospitalaria menor y una recuperación más rápida.

¿Deseas más información sobre La Unidad de Traumatología de Centro Impulso?

En nuestro centro de Murcia, la mejor atención de nuestro traumatólogo especializado en lesiones deportivas, infiltraciones articulares. Disponemos de unidad de cartílago, unidad de tendón, unidad del deportista, células madre, cirugía artroscópica.

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo: